fbpx

Renuncia herencia: cómo renunciar a una herencia

renuncia herencia

Cuando hay deudas en una herencia existe la posibilidad de hacer una renuncia de herencia. Tendemos a asociar las herencias como un beneficio que podemos adquirir, pero en ocasiones estas pueden ser más bien un perjuicio. En esta entrada te contamos los motivos por los que puedo renunciar a una herencia y cómo se puede renunciar a una herencia. ¡No te lo pierdas!

Motivos por los que se puede renunciar herencia

En primer lugar, señalar que cuando una persona fallece se abre la posibilidad de que los bienes y derechos de ésta pasen a sus herederos. Para ello, es necesario la aceptación de la herencia por parte de los herederos y la repartición de la misma. La repartición de la herencia se debe llevar a cabo tal y como se haya dispuesto en el testamento, o en caso de que no lo hubiese, según el orden establecido por ley.

Sin embargo, tal y como comentábamos, algunas herencias llevan cargas y en caso de ser aceptadas también pasarían a ser cargas de los herederos, haciendo a éstos responsables de las mismas.

Algunos motivos por los que se puede renunciar a una herencia podrían ser los siguientes:

Renuncia de herencia por deudas de la persona fallecida

En el caso de que la persona fallecida tuviera deudas, éstas también se heredarían. Por ello, para que las deudas no sean transferidas a tu nombre podrías hacer una renuncia de herencia. Si renuncias a la herencia, las deudas del fallecido quedarán canceladas y no tendrás ninguna responsabilidad sobre ellas.

Una opción para que podamos aceptar la herencia sin tener que hacernos cargo de las deudas es aceptar la herencia a beneficio de inventario. En este caso, el heredero solo respondería de las deudas del fallecido con el patrimonio heredado, dejando a salvo su propio patrimonio.

Recomendamos que antes de aceptar una herencia a beneficio de inventario se investigue sobre los bienes del fallecido, su valor y las deudas que tuviera para evitar sorpresas por si aparece alguna deuda que no conocíamos. De este modo, si vemos que la cantidad total de las deudas es mayor que el importe de los bienes, lo más aconsejable será renunciar a la herencia.

Renuncia de herencia por deudas de la persona heredera

También puede suceder al revés. Que la persona heredera tenga deudas y se vea abocada a tener que hacer una renuncia de herencia.

Cuando una persona acepta una herencia, los bienes de la persona fallecida pasan a formar parte del patrimonio del heredero. Si el heredero tiene deudas, sus acreedores pueden embargar dichos bienes para cobrarse la deuda. Por ese motivo, mucha gente renuncia a la herencia para que esta pase a alguien que esté libre de deudas.

En este caso, se trata de renunciar a una herencia en favor de otro heredero, siempre y cuando exista la posibilidad de realizar la sustitución vulgar en el testamento. Si no existe esta posibilidad, aparece el derecho de acrecer de los demás herederos.

Renuncia herencia por no poder pagar el impuesto de sucesiones

Las personas que sean herederas tendrán que liquidar ante la Delegación de la Comunidad Autónoma de la Agencia Tributaria donde vivía la persona fallecida el impuesto de sucesiones para poder acceder a los bienes de la herencia.

El impuesto de sucesiones dependerá de cada Comunidad Autónoma. En algunas de ellas resulta mucho más costoso que en otras. Por ello, muchas personas renuncian a la la herencia para no asumir este coste.

Asimismo, el impuesto de sucesiones varía en función del parentesco que se tiene con la persona fallecida. Es decir, cuanto más lejano sea el parentesco, más se va a pagar.

Renuncia herencia por los gastos que conlleva la tramitación

Si a lo citado anteriormente, le sumamos los gastos que conlleva la tramitación de una herencia, el problema se agrava. Dentro de estos gastos de tramitación podemos encontrar: los honorarios del notario en la escritura de aceptación de herencia, la minuta del abogado preparando la tramitación de la herencia, los honorarios del registro de la propiedad, en su caso, para la inscripción de los inmuebles, los honorarios del registro mercantil, en su caso, para inscribir las sociedades, tasaciones que tenemos que pedir para saber el valor de los bienes, tasas en tráfico para el cambio de nombre de los vehículos etc. Así como la plusvalía municipal en caso de que existan inmuebles en el caudal hereditario.

¿Cómo renunciar a una herencia?

A continuación, te explicamos cómo se renuncia una herencia. En primer lugar, deberás acudir a notario para realizar una escritura de repudiación de herencia. En esta escritura deberás indicar que renuncias a la herencia y que no quieres ser responsable de las deudas del fallecido.

«La repudiación de la herencia deberá hacerse ante Notario en instrumento público».

Art 1008 CC

Por su parte el código civil no permite renunciar a la herencia si se hace en fraude de acreedores, pudiendo éstos solicitar al juez que les autorice para aceptar la herencia en nombre del heredero.

«Todo heredero puede aceptar la herencia a beneficio de inventario, aunque el testador se lo haya prohibido. También podrá pedir la formación de inventario antes de aceptar o repudiar la herencia, para deliberar sobre este punto».

Art 1010 CC

Asimismo, la renuncia no puede ser parcial. Sin embargo, si existe un legado a favor del heredero éste podrá aceptar el legado y renunciar a su participación en la herencia.

Plazo para renunciar a una herencia

No existe un plazo para renunciar la herencia, sin embargo, no se puede ejercitar la renuncia hasta pasados nueve días desde la muerte del causante. Si el heredero se demora en la renuncia, cualquier interesado en que acepte o renuncie la herencia podrá pedirle al notario para que le comunique al llamado heredero que tiene un plazo de treinta días para hacerlo.

«Hasta pasados nueve días después de la muerte de aquel de cuya herencia se trate, no podrá intentarse acción contra el heredero para que acepte o repudie».

Art 1004 CC

«Cualquier interesado que acredite su interés en que el heredero acepte o repudie la herencia podrá acudir al Notario para que éste comunique al llamado que tiene un plazo de treinta días naturales para aceptar pura o simplemente, o a beneficio de inventario, o repudiar la herencia. El Notario le indicará, además, que si no manifestare su voluntad en dicho plazo se entenderá aceptada la herencia pura y simplemente».

Art 1005 cc

Los requisitos para renunciar herencia son los siguientes:

  • Que la persona que quiere renunciar a la herencia sea mayor de edad y tenga capacidad para ello.
  • La persona en cuestión no esté incurso en un proceso de declaración de insolvencia.
  • Que la persona que quiere renunciar a la herencia no haya aceptado ya la herencia.
  • Que la persona que quiere renunciar a la herencia no tenga deudas con el fallecido.

Si tienes cualquier tipo de duda sobre cómo renunciar a una herencia puedes consultarle sin ningún compromiso a nuestro abogado colaborador, Marc Castells, socio de Legal Drop Servicing. Asimismo, puedes consultar sus artículos sobre los derechos de los herederos de una propiedad y sobre embargo de herencia.

Si te ha gustado este artículo no olvides visitar nuestro Blog.

Síguenos y visita nuestras redes sociales:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.